SLIDE1
  • Jornadas de Orientaci贸n Acad茅mica y Profesional
  • Premios extraordinarios Colegio Montessori
  • Colaboraci贸n con el comedor de los pobres
  • Solidaridad con el Banco de alimentos
  • Foro de la mujer
  • Carrera solidaria por Salamanca
Jornadas de Orientaci贸n Acad茅mica y Profesional1 Premios extraordinarios Colegio Montessori2 Colaboraci贸n con el comedor de los pobres3 Solidaridad con el Banco de alimentos4 Foro de la mujer5 Carrera solidaria por Salamanca6

Jornadas sobre TDA-H

El profesor es clave para detectar un trastorno por déficit de atención

La escuela es el primer lugar en el que se puede detectar este problema neurológico que, en ocasiones, se confunde con los niños trastos, según explica el psicólogo Ángel Hernández

El papel del profesor es clave para detectar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDA-H) y así lo pusieron de manifiesto ayer los especialistas que participaron en las jornadas para docentes organizadas por la Fundación Milenio y la Fundación Schola.

"La escuela es el lugar en el que casi por primera vez empieza a manifestarse este problema, porque las normas son más serias y el cariño se diluye entre todos", aseguraba ayer el psicólogo y orientador Ángel Hernández, a la vez que añadía que "el profesor es clave para detectar este trastorno".



Ortiz de Lanzagorta, Hernández, Parrilla y San Miguel,
antes de las conferencias

En cuanto a los síntomas del TDA-H, tanto Ángel Hernández como la psiquiatra María Parrilla, ambos ponentes de las jornadas, señalaron la incapacidad del pequeño para cumplir las normas, la falta de atención y, como consecuencia, un rendimiento más bajo, ya que no pueden centrarse en un tema.

Además, ambos especialistas insistieron en que hay que distinguir entre un niño con trastorno por déficit de atención y un pequeño al que se define como trasto, ya que en el primer caso se trata de un problema clínico que impide al niño portarse bien.

A los padres que tienen hijos con este trastorno, Hernández les recomendó cariño, para que no se sientan menos; comunicación, con el objetivo de regular la acción; y control porque como al resto de los niños, no se les puede permitir todo y tienen que tener unos límites.

Asimismo, la psiquiatra María Parrilla insistió en que es un problema que puede y debe tratarse por los profesionales de la psicoeducación.



Numerosos profesores acudieron a las jornadas

El resultado de las jornadas fue todo un éxito, ya que más de 160 profesores llenaron la sala de Caja Duero de la plaza de los Bandos durante las conferencias organizadas por la Fundación Milenio, presidida por el catedrático Jesús San Miguel, que destacó la importancia del profesorado. "Son la pieza clave del proceso educativo y de la sociedad", afirmó